Información General

Quiso que el sueldo le rindiera en una billetera virtual pero se la hackearon y sacaron créditos millonarios

Viernes, 26 de Enero 2024

Una joven fue estafada tras una transferencia y tomaron préstamos en su nombre por cerca de 5 millones de pesos. Todo ocurrió tras el llamado de un supuesto asesor  

Florencia, una joven que quiso invertir parte de su sueldo en billeteras virtuales, sufrió un hackeo de cuentas y los estafadores sacaron créditos en su nombre por cerca de 5 millones de pesos. La víctima presentó denuncias en las entidades pero fueron desfavorables, ahora dejó el tema en mano de abogados pero debe esperar que termine la feria judicial para ver si tiene una resolución a su favor.

En la primera semana de enero pasó parte de su sueldo del banco BBVA a Ualá a la espera que el dinero le rindiera con la tasa de interés. Le llamó la atención que no se le acreditara inmediatamente y le preocupó aun más cuando pasaban sábado y domingo y el dinero seguía sin aparecer en la cuenta. Por eso, se comunicó con soporte técnico para hacer el reclamo.

El martes siguiente, todavía sin la transferencia acreditada, recibió un llamado de alguien que se presentó como Cristian, asesor de Ualá, y le comentó que sabía de su contacto con personal de soporte y le dijo además que tenía el comprobante de la entidad bancaria desde la que había hecho la transferencia.

También le comentó que la app de Ualá tenía problemas y que él podía ver el dinero acreditado a pesar de que ella no. Entonces el supuesto asesor le dijo que le enviaría un mensaje de texto con un código de uso único al que ella debía acceder. Le pidió que espere en línea y luego le cortó.

Después de ese código único, la víctima comenzó a recibir notificaciones de transferencias por montos de dinero que no tenía en ninguna de sus cuentas.

El estafador le había sacado 250 mil pesos que le quedaban del sueldo en la cuenta el BBVA pero además desde la cuenta de la misma entidad le sacó un crédito preaprobado por 2 millones de pesos que se transfirieron en partes a su usuario de Mercado Pago y a Ualá y de ahí a cuentas distintas de terceros. También le sacaron préstamos de las cuentas de las billeteras virtuales y hasta le hackearon la cuenta de Instagram.

Cuando denunció la situación ante ejecutivos del banco, le recomendaron hacer la denuncia policial para seguir el caso. Sin embargo, no tuvo noticias alentadoras: el viernes pasado le llegó una resolución desfavorable. Le dijeron que las transferencias se hicieron con la IP de su teléfono pero la víctima sostuvo es que es porque el teléfono fue clonado.

Ahora el caso lo tomó un abogado. Mientras tanto, la mujer lo compartió en redes sociales y aseguró que mucha gente le comentó que le había pasado lo mismo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba