Locales

El gobierno adelantó que esta semana convocará a paritarias y los docentes se impacientan

Lunes, 22 de Enero 2024

A días de la liquidación de los sueldos de enero, los sindicatos insisten en que se cumpla la paritaria 2023. Aseguran que corre riesgo el inicio de clases si no se respeta el acuerdo.

Los gremios docentes de la provincia apuntaron que sus salarios quedaron 84% desfasados respecto de la inflación del 2023 y exigen una recomposición equivalente a ese monto para cerrar la paritaria 2023.

A dos semanas de realizada la única reunión paritaria entre el gobierno provincial y los sindicatos docentes, el ministerio de Educación confirmó que en estos días convocará a una segunda reunión. En ese marco, los educadores sostienen que no van a negociar el cumplimiento del acuerdo paritario 2023 que ya fue refrendado por el gobierno provincial y advierten que, de no cumplirse el acuerdo, corre peligro el comienzo de las clases.

Voceros del ministerio de Educación de la provincia de Santa Fe afirmaron a este diario que la cartera de Trabajo, Empleo y Seguridad Social convocará a los gremios esta semana, con el jueves próximo como fecha tentativa, para continuar el proceso iniciado el pasado 4 de enero para determinar la cifra de compensación salarial y el modo de pago de la paritaria 2023 y la negociación paritaria correspondiente al corriente año.

Hay dos planos. Uno que tiene que ver con la discusión en la comisión técnica de la paritaria y el otro tiene que ver con el cumplimiento del acuerdo 2023”, apuntó Rodrigo Alonso, secretario general de Amsafé Provincial. El referente sindical sostuvo a La Capital que, si bien se llevaron a cabo reuniones relacionadas a las condiciones de trabajo, no hubo reuniones en la comisión salarial. “Ahora, conociendo esa diferencia salarial que hoy existe, se podría hacer un llamado a reunión de comisión”, deslizó el referente.

Hay dos planos. Uno que tiene que ver con la discusión en la comisión técnica de la paritaria y el otro tiene que ver con el cumplimiento del acuerdo 2023”, apuntó Rodrigo Alonso, secretario general de Amsafé Provincial. El referente sindical sostuvo a La Capital que, si bien se llevaron a cabo reuniones relacionadas a las condiciones de trabajo, no hubo reuniones en la comisión salarial. “Ahora, conociendo esa diferencia salarial que hoy existe, se podría hacer un llamado a reunión de comisión”, deslizó el referente.

Alonso fue categórico al sostener que el cumplimento de la paritaria 2023 “no es ámbito de discusión. Se convocó al Ministerio de Trabajo esa aprobación y el Ministerio la homologó a través de un decreto. No vamos a participar de un ámbito paritario para revisar un acuerdo paritario que ya existe. Hay que cumplirlo”.

Los gremios mostraron preocupación sobre este punto y alegaron que no hay razones para que el gobierno no pueda afrontar el aumento exigido por el acuerdo 2023: “El gobierno no comunica fehacientemente que va a cumplir el acuerdo paritario. Tiene tiempo para hacerlo todavía porque se tiene que cumplir con la liquidación de los sueldos del mes de enero. Estamos esperando que se haga efectivo el aumento del 36% respecto del mes de diciembre, porque ese 84% es un porcentaje en relación a los sueldos de referencia del 2023. Si lo actualizamos al mes de diciembre, es un 36%».

El gobernador Maximiliano Pullaro dijo a los medios que «la restructuración de los salarios en la provincia de Santa Fe va a estar atada a la restructuración de los recursos«. En referencia a estas expresiones, Alonso apuntó que «el gobierno está en condiciones de afrontarlo y vamos a exigir que se cumpla”.

Por su parte, Martin Lucero, secretario general del sindicato de docentes particulares (Sadop) dijo La Capital que “la cláusula gatillo del 2023 es una deuda que tiene el gobierno. No está sujeta a discusión si la pueden pagar, porque es un decreto. De no hacerlo, están habitando a que los docentes no demos clases”, expresó.

Los ecos del conflicto docente nuevamente comienzan a sonar, más allá del beneplácito con el que los educadores recibieron la temprana convocatoria a paritarias el pasado 4 de enero. “Si no hay pago de lo adeudado, de los salarios, te habilita a la retención del crédito laboral. Estaríamos en una situación nunca vista, que es adelantar el conflicto de finales de febrero a principios de ese mes”.

Eventualmente, podríamos tener medidas de fuerza los primeros días de febrero, que es cuando la gente retoma las actividades. Depende mucho de la voluntad política del gobierno y que ponga claridad sobre estos temas«, subrayó Lucero.

La postura fue acompañada por el sector rosarino de los docentes públicos, quienes afirmaron que, de no resolverse la cuestión salarial antes de finalizar el mes de enero, corre peligro el inicio de las clases, fijado para el 27 de febrero.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba