Economía

Cuál es la buena noticia con la que Toyota podría terminar el 2023

Miércoles, 27 de Diciembre 2023

En un mercado difícil como el de este año, con serias restricciones para producir e inflación en alza, Toyota logra cerrar el 2023 con un dato alentador para su modelo emblemático

El cierre del 2023 tiene al mercado automotor inmerso en la expectativa que generan los cambios económicos que impulsa el presidente Javier Milei.

Fue un año muy movido y entre todos los hechos destacados se encuentra la guerra comercial que llevaron adelante Toyota y Volkswagen por el segmento de las pickups. Hace 18 años que el modelo de la marca japonesa lidera ese mercado, pero esta vez la alemana la llevó a una pelea cerrada por el primer puesto.

En los últimos tres meses, la Amarok ocupó el lugar N° 1 en ventas y llegó a estar, a comienzos de diciembre, a menos de 300 unidades de superar al modelo que se produce en Zárate. Esta situación se alcanzó por diferentes motivos. Uno fue el mejor abastecimiento, con entrega inmediata y descuentos en casi toda la gama.

La situación de Toyota era diferente. Desde hace un par de años, la Hilux tiene demoras en la entrega motivado, en gran parte, por la fuerte demanda exportadora, que no permite tener toda la disponibilidad de unidades que el mercado interno requiere, pese a estar trabajando en tres turnos de producción. Tampoco está la posibilidad de obtener algún tipo de rebaja de precios en estas condiciones de falta de unidades.

Este escenario fue aprovechado por Volkswagen para acercarse como nunca lo hizo. A comienzos del mes jugó su última carta al plantear a la red de concesionarias un cambio en la estrategia del programa de renovación de la flota de unidades que tienen para pruebas o test drive de potenciales clientes. Se lo conoce como plan “demos”. La idea era que se patentaran unas 200 unidades por este sistema, que se sumarían a las ventas convencionales que se harían en el mes.

Como incentivo para los concesionarios (que tenían que comprar los vehículos) se les bonificaría un 15% del valor de las pickups, con la condición de que estuvieran patentadas antes del 31 de este mes. A los tres meses, la concesionaria puede vender esos modelos como usados.

Todo indica que no fue suficiente y a cuatro días de terminar el año, la Hilux logró ampliar la ventaja. Hasta ahora acumula en el año, 30.198 unidades patentadas contra 29.438 de Amarok. En el mercado estiman que esta diferencia de más de 700 unidades no podría ser revertida y Toyota mantendría el trono del segmento un año más.

Tanto es así que, desde hace unos días, en la red de concesionarias de Volkswagen, ya recibieron el mensaje desde la fábrica de no seguir forzando los patentamientos por el plan “Demos”, ya que no iba a poder alcanzar el liderazgo anual del segmento.
Incluso, se esperaba en las agencias una comunicación interna extendiendo a enero el plazo para patentar las unidades de este programa de test drive.

“La fábrica bonificaba cada unidad con 15% del precio para incentivar los patentamientos. Si no se va a lograr no tiene sentido seguir poniendo plata”. Toyota no venía aplicando ningún tipo de incentivo para mantener el primer puesto. 

“Si mantenemos el primer puesto va a ser bueno para nosotros y también para ustedes”, dicen en las concesionarias que ese fue el mensaje que les dijeron desde la fábrica. Sin embargo, en las últimas semanas endureció su postura comercial y bajó la línea a la red para que patenten gran parte de las unidades en stock y que el inventario no supere a un mes y medio de ventas.

El stock es el capital que tienen las concesionarias para protegerse en momentos de alta inflación. Por ejemplo, con el aumento de precios de diciembre, las concesionarias no logran reponer la misma cantidad de unidades que fueron vendidas antes del aumento,
De esta manera, las agencias se descapitalizan.

La decisión no cayó bien en la red porque pone en riesgo su estabilidad económica. Para cumplir con el pedido de la terminal, las concesionarias tuvieron que “autpatentar” varías unidades, algo inusual o hasta inédito en esta marca, aunque es una práctica habitual en otras.

Hay que tener en cuenta que, durante el año, se habló de la falta de unidades y de listas de espera para entrega, muchas veces esos vehículos están, pero las concesionarias sólo venden las necesarias para mantener el negocio operativo. El resto se guarda, como los dólares, bajo el colchón.

La medida la japonesa está siendo efectiva. No sólo Hilux parece encaminarse a liderar otra vez el mercado anual sino que en diciembre está otra vez primera en el mercado global, después de muchos meses del liderazgo del Fiat Cronos y, curiosamente, Amarok figura segunda. Esto muestra que los dos modelos se beneficiaron de esta guerra comercial.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba