Deportes

Versión mejorada: Newell’s ganó con gol de May y entregó buenos indicios

Lunes, 15 de Enero 2024

A diez días del inicio del torneo, la Lepra mostró un juego fluido a partir del buen funcionamiento del mediocampo, donde Larriera paró un 4-1-4-1 mucho más efectivo a partir de un Franco Díaz que fue eje del juego

El resultado en un partido de verano debe ser siempre irrelevante. Es cierto los equipos siempre quieren ganar, porque genera buenos ánimos y fortalece la idea del entrenador, mucho más si es un nuevo ciclo como sucede con Mauricio Larriera. Pero aferrarse al marcador como única meta no es prioritario. Newell’s derrotó a Peñarol en el cierre de la gira por Uruguay, y más allá del festejo por la victoria, la sonrisa debe pasar por el buen desempeño mostrado por la Lepra en cancha, una versión muy mejorada de lo que se vio ante River gace unos pocos días.

En estos partidos de preparación el foco debe pasar por el juego. Saber si la idea de Larriera comienza a vislumbrarse; encontrar diferencias tácticas respecto de un pasado reciente carente de resultados; y observar si el rendimiento individual de los futbolistas está dentro de las expectativas del DT y también de los hinchas.

Y en la noche de Montevideo, Newell’s presentó argumentos más que válidos para imaginar que su paso por la Copa de la Liga va a ser mejor de lo sucedido en el ciclo anterior. Puede resultar prematuro aventurar resultados futuros sólo por 75 minutos de funcionamiento de un equipo supuestamente titular, pero nadie puede discutir que lo mostrado por la Lepra hasta que comenzaron los cambios de uno y otro lado fue más que esperanzador.

Larriera paró un esquema 4-1-4-1, que también podría dibujarse como 4-1-2-3. No importa la fórmula matemática, lo trascendente fue la idea táctica y estratégica. Y ahí hubo detalles interesantes. Sforza seguramente se irá a Vasco Da Gama, y Franco Díaz jugó un gran partido como único cinco. Quitó, distribuyó, relevó y siempre miró hacia adelante. David Sotelo y Portillo tuvieron la presión de presionar alto y jugar. Lo hicieron muy bien. Sotelo recuperó mucho y administró bien, incluso se animó a probar desde lejos. Y Portillo sigue mostrando que tiene talento, aunque su mayor defecto se lo marcó varias veces desde el banco Larriera: “Jugá rápido”.

El esquema proyecta los laterales, aunque con Peñarol fue más al ataque Martino que Méndez. Aunque hubo descuidos en la espalda del ex Talleres, porque Aguirre no lo relevó nunca y Portillo tampoco. Hay mucho por mejorar, lógico. Y habrá que ver qué sucede cuando ingrese el Colo Ramírez como nueve (estuvo en la platea). May, autor del gol, podría quedar en el banco, o ser un segundo punta si es esquema es 4-2-3-1, aunque el dibujo 4-1-4-1 pareció más rendidor y cómodo para los mediocampista, donde en la Copa de la Liga estará Ever Banega, ¿en qué posición? Larriera lo sabrá, pero debería ser más cerca de la construcción de juego.

Newell’s pasó por Uruguay y tras algunas dudas iniciales, se fue con una sonrisa. Y eso no tiene que ver con ganarle a Peñarol, los buenos indicios estuvieron en el juego, a esta altura, lo más importante a diez días del debut en la Copa de la Liga.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba