Deportes

Vecchio, un canalla de ley del que Central deberá cuidarse

Viernes, 01 diciembre 2023

El enganche no sería titular el domingo en Salta, pero viene ingresando seguido y suele ser determinante. Como el año pasado, cuando el equipo de Tevez vencía a Racing 3-1 en Avellaneda, entró y lo dio vuelta

Central se la juega ante Racing. 90 minutos a todo o nada por el pase a semifinales de la Copa de la Liga. Un partido demasiado chivo y con cosas importantes en juego como para andar dejando detalles librados al azar, propios y ajenos. Entre los primeros están todos esos que pueden lograr hacer de este Central un equipo más sólido, más compacto, más efectivo. Entre los segundos, reducir al máximo las posibilidades del rival. Y entre esas cartas influyentes que tiene el equipo del Mago Grazzini está sin dudas Emiliano Vecchio, un futbolista de corazón canalla que hoy viste los colores de la otra academia, la de Avellaneda, con la cual ya ha sabido amargarle la vida al club de sus amores. La historia aleatoria, entre Central y Vecchio, que hay detrás del partido en sí tiene que ver justo con eso, con el recuerdo del tremendo partido que hizo Emiliano, ingresando en el entretiempo, en aquel recordado partido de la 22ª fecha de la Liga Profesional 2022 contra el Central de Carlos Tevez que ganaba 3-1, en Avellaneda, y que lo terminó perdiendo por 4 a 3, entre otras cosas por el desequilibrio que marcó Vecchio en esos segundos 45 minutos. El destino los pone frente a frente de nuevo.

Central deberá asegurarse antes que nada hacer un partido convincente, potenciar virtudes propias y tratar de desarticular las ajenas, y será no sólo contener a Vecchio sino a otros futbolistas, como por ejemplo Juanfer Quintero. De hecho, Vecchio no fue titular en el partido en el que Racing goleó a Belgrano en el cierre de la fase de grupos del torneo, por eso no se sabe por ahora si saldrá entre los once o irá al banco, pero mientras tenga posibilidades de jugar será una amenaza. Contra el pirata entró para los últimos 15 minutos, el tiempo suficiente como para meter una asistencia increíble para que Agustín Ojeda marque el cuarto gol y sentencie el partido.

En este contexto el recuerdo lleva inexorablemente a ese partido del 30 de septiembre de 2022, cuando el Central de Tevez fue a jugar al Cilindro de Avellaneda, apenas cuatro meses después de que Vecchio dejara Arroyito, en medio de una situación compleja y de suma tirantez con el por entonces entrenador canalla Leandro Somoza.

El recuerdo es bastante reciente, pero no está demás repasar lo sucedido. Racing lo ganaba desde los 7’ con gol de Alcaraz, pero la remontada canalla fue vertiginosa. Los tantos de Facundo Almada (19’), Facundo Buonanotte (24’) y Alejo Veliz (33’) le permitieron al canalla meter un giro importante no sólo en el trámite, sino en el desarrollo del encuentro. Y fue tal el desconcierto del equipo de Avellaneda que el por entonces técnico de Racing, Fernando Gago, realizó tres variantes en el entretiempo y una de ellas fue el ingreso de Vecchio. Tras lo sucedido algunos meses antes, era la primera vez de Vecchio contra Central.

Emiliano hizo lo que mejor sabe: jugar al fútbol. Y desde su claridad futbolística Racing empezó a torcer la historia de un partido que parecía sentenciado. En esa sucesión de aportes determinantes fue el propio Vecchio quien marcó (33’) el descuento transitorio (una media vuelta perfecta casi en el punto del penal), que fue un premio a lo que ya en apenas un puñado de minutos había demostrado. No lo gritó, sólo atinó a correr hacia su campo para que se volviera a jugar lo antes posible. Y no se detuvo en eso, sino que siguió conduciendo a Racing de gran manera, hasta que metió una asistencia perfecta, a la cabeza de Maxi Romero para el 3-3 que terminó de empantanar a un Central ya sin brújula y con serios inconvenientes para neutralizar el juego de Vecchio, quien ya no convirtió más ni asistió, pero que nunca menguó su claridad para jugar y hacer jugar a sus compañeros.

“El amor que tengo por Central es inexplicable. A veces el hincha no lo entiende o se enoja, pero uno es profesional y para nosotros era un partido muy importante. Yo a Central lo amo porque me sacó de la calle, me dio de comer cuando no tenía para comer y le debo todo. Ojalá algún día tenga la posibilidad de volver”, fueron las palabras de Vecchio minutos después del partido. Y, por supuesto, tenían una razón de ser. No era sólo su fanatismo por Central, sino la referencia a lo que le había tocado vivir algunos meses atrás.

Es que aún hoy está latente esa salida desprolija de Vecchio del club de Arroyito allá por mayo de 2022, algunos meses después del arribo de Somoza a la institución. Es que fue en ese ciclo donde todo se complicó. Desde su llegada a Central a mediados de 2020, con el Kily González como entrenador, protagonizó algún que otro chispazo, pero el detonante fue el cambio de técnico.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba