Deportes

Por qué el clásico fue el trampolín de Central hacia la Libertadores y los cuartos de la Copa de la Liga

Martes, 28 noviembre 2023

Tras ganarle a Newell’s en el Gigante de Arroyito por la fecha 7 de la Copa de la Liga, el equipo de Miguel Russo no volvió a perder y se convirtió en el equipo que más puntos cosechó en las jornadas siguientes, hasta el final de la etapa regular

El clásico rosarino de la fecha 7 en el Gigante de Arroyito fue el trampolín de Central hacia la clasificación a la Copa Libertadores 2024 y a los cuartos de final de la Copa de la Liga. Antes de esa victoria agónica sobre Newell’s, el equipo de Miguel Russo estaba 13º en la zona A, con una sola victoria y dos empates en seis partidos. Tras aquel zurdazo inolvidable de Ignacio Malcorra para ganar 1-0 el derby, el Canalla despegó

De hecho, una estadística de la plataforma Stats Perform refleja que Central fue el equipo del campeonato que más puntos obtuvo a partir de la denominada fecha de los clásicos, en la que la mayoría de los clubes disputó el suyo y otros, sin rivales históricos en Primera, fueron emparejados a criterio de la AFA.

El Canalla de Russo cosechó el 75 por ciento de las unidades, con el derby rosarino incluido: ganó cinco, empató tres y no volvió a perder, un registro que dimensiona la importancia que adquirió ese partido para el plantel, tanto anímica como futbolísticamente.

Los clubes que más puntos sumaron desde la fecha de clásicos. (Twitter @OptaJavier)

Del 13º puesto en la tabla escaló hasta el 4º, después de ganarle a Arsenal en Sarandí el domingo pasado, que lo depositó en los cuartos de final, donde enfrentará a Racing, el primero de la zona A. 

Además de permitirle acceder a los playoff del torneo doméstico, la cosecha también lo hizo trepar en la acumulada del año para ubicarse entre los mejores y asegurar su boleto en la fase de grupos de la próxima Libertadores

Antes de Newell’s, el conjunto de Russo había empatado con Atlético Tucumán e Independiente y derrotado a Talleres, en Arroyito. Fuera de Rosario, habían sido todos golpazos: caídas ante Banfield, Colón y Gimnasia.

Después de vencer a la Lepra, el sábado 30 de septiembre, el Canalla se fue para arriba y no volvió a perder. Le ganó a Huracán y empató con Vélez, ambos en Rosario; igualó con Instituto en Alta Córdoba; venció a Argentinos; se trajo un punto de Barracas Central; derrotó a River, otra vez en el Gigante; y cerró la fase regular con una victoria en Sarandí, su segunda del año fuera de casa. 

Ahora, los auriazules se ilusionan con la posibilidad de avanzar en la Copa de la Liga y luchar por el título, mientras preparan la temporada 2024 con las valijas armadas para irse de gira en la Libertadores. Todo empezó en el clásico. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba