Economía

Mercados: los bonos en dólares caen fuerte en Wall Street en medio de dudas sobre el futuro del DNU y la Ley Ómnibus

Jueves, 04 de Enero 2024

La incertidumbre por el estancamiento de las iniciativas del Gobierno de Milei afecta el desempeño de la deuda soberana. Los bonos Globales acumulan una baja de 4% esta semana, con un riesgo país que vuelve a sobrepasar los 2.000 puntos

Uno de los factores que motivó el despegue reciente de las cotizaciones de los dólares es la pronunciada caída de los precios de los bonos argentinos que se negocian en el exterior. Los títulos Globales del canje -en dólares con ley extranjera- retroceden este jueves por tercer día seguido, con un riesgo país que vuelve a superar los 2.000 puntos básicos.

Los Globales caen 0,5% en promedio este jueves y acumulan una pérdida de 4% en el inicio de 2023, mientras que el riesgo país de JP Morgan se incrementó en más de 100 unidades para la Argentina, en los 2.013 puntos básicos a las 13 horas.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones advierten que se “profundizando los rojos de la primera semana del año. Ampliando la pobre performance de ayer, la parte corta de la curva es la que se posiciona más defensiva”.

¿Se trata de un contexto internacional desfavorable o hay factores idiosincráticos que presionan hacia abajo las cotizaciones de los bonos?

Por un lado, “dentro del plano local, se conoció ayer que la Justicia frenó la reforma laboral presentada en el DNU. En este sentido, la Cámara de Apelaciones del Trabajó dictó una medida cautelar para dejar sin efecto el segmento del decreto que contiene una reforma laboral -había cambios referidos a la contratación, la jornada laboral, las indemnizaciones y la actividad sindical, entre otras-. En esta línea, la performance que tuvo la deuda soberana en dólares podría hacernos pensar que el mercado comienza a dudar que se lleven a cabo las reformas propuestas por el Ejecutivo a través del DNU y la Ley Ómnibus, aunque, vale la pena resaltar que todavía es muy pronto para hacer esa afirmación”, reseñaron desde Portfolio Personal.

Por otro lado, “no hay que dejar de lado que el clima en el exterior no está siendo precisamente amigable para los créditos emergentes. Según las actas de la Fed, la entidad considera que los tipos de interés han llegado a su pico, pero dejó la puerta abierta a ordenar futuras subas si las condiciones económicas así lo requieren, lo que podría demorar el tan esperado soft landing. Cabe recordar que los títulos emergentes son especialmente sensibles a las decisiones de la política monetaria de la Fed, por lo que es cuestión de tiempo para observar la evolución de los datos económicos y el impacto que tengan. En este contexto, los bonos argentinos hard dollar disminuyeron, replicando los movimientos de sus pares emergentes, pero en mayor magnitud dado su high beta”, indicaron desde la consultora. “En definitiva, si bien el contexto internacional no ayuda al desempeño de los bonos criollos, el contexto local tampoco colabora con novedades que impulsen a los Globales en estos días”, completaron.

“La libertad te exige costos iniciales enormes de reconversión. Esa es la preocupación que tengo cuando veo que las reformas no van a la velocidad que necesita Milei. En ese entorno se vienen tres meses de alto empobrecimiento del argentino que va a empezar ver en su propia realidad, en su vida cotidiana el error que fue haber votado a Alberto en 2019. No sé hasta qué punto lo van a entender y el argentino va a tener la suficiente sapiencia de entender de que lo que hoy estamos viendo se plantó en los cuatro años anteriores”, comentó Germán Fermo, estratega en mercados internacionales del Grupo IEB (Invertir en Bolsa).

“Todo lo que estamos viendo por el momento es una serie de medidas aisladas que intentan apagar algún que otro incendio, lo cual no está mal, pero lo verdaderamente importante es orquestar un plan económico que tenga como eje una contundente ancla fiscal, cosa que todavía no existe y está bastante lejos de existir, lo cual preocupa. Seguimos sin plan y ya vamos un mes. Es indispensable, esto es un barco que está sin brújula hace cuatro años, sin timón, hay que enchufarle un timón y todavía no pudimos hacerlo. Me pregunto si el Gobierno no se equivoca en mantener el cepo, me imagino que lo hacen para no generar otra estampida inflacionaria inflacionaria adicional de todas las que se nos vienen en verano. Pero o liberás todo o no sirve, porque si no te convertís en una máquina secuencial de dar todo el tiempo malas noticias. El sinceramiento parcial no mitiga un dolor que será ineludible”, añadió Fermo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba