NacionalesPolitica

Luego de 15 años, se vuelve a hablar de las AFJP: ¿Podrían regresar de la mano de Javier Milei?

Llega el momento de la definición. Este domingo, los argentinos irán a las urnas para decidir entre Sergio Massa y Javier Milei. Quién se imponga en el balotaje asumirá la presidencia de la nación el próximo 10 de diciembre. Y uno de los ejes centrales de la discusión política, y que seguramente tendrá su incidencia a la hora de depositar en sobre un color de boleta particular, pasa por el lado del régimen previsional, aquel que involucra y afecta a una de las clases más vulnerables a nivel socioeconómico: los jubilados y pensionados.Cotizá con un 30% off y vigilá tu casa desde la app My Verisure

Cotizá con un 30% off y vigilá tu casa desde la app My Verisure

Patrocinado

Alarmas Verisure

Y mientras que la plataforma electoral de Unión por la Patria, enviada a la Cámara Nacional Electoral, no hace referencia a ninguna propuesta que replanteé el actual sistema, mas allá de las promesas a los adultos mayores por el titular del Palacio de Hacienda de ser «parte de las prioridades» en una hipotética gestión, el entregado por La Libertad Avanza vuelve a poner sobre la mesa un nombre más que conocido para aquellos que vivieron durante la década de los 90: las AFJP.

Nueva Ley de alquileres: ¿Qué efectos provocó en inquilinos y propietarios?

Es que, según indica la plataforma del frente, se propone aplicar «una reforma previsional» con el objetivo de «recortar el gasto del estado en jubilaciones y pensiones» alentando «un sistema de capitalización privado» de ponerse Milei la banda presidencial y llegar a la presidencia.

Esto fue destacado por el actual Ministro de Economía durante el último debate presidencial previo al balotaje del próximo 19 de noviembre. «La vuelta de las AFJP ha planteado en su propuesta a la justicia electoral», subrayó, haciendo referencia al escrito oficial presentado por el frente libertario.Jubilados© Proporcionado por Perfil

La historia de las AFJP en la Argentina

Las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones comenzaron a funcionar en 1993, durante el gobierno de Carlos Menem, con Domingo Cavallo al frente del Palacio de Hacienda. Esto tuvo lugar de la mano de Ley N° 24.241 y el desarrollo consecuente, de un régimen de capitalización, el mismo que busca desarrollar el libertario en un 2024 que lo tenga a él en Casa Rosada.

Verisure® Alarmas con 30% Dto

Este consiste en que cada persona acumula sus ahorros previsionales en cuentas individuales que pueden ser gestionadas por administradoras privadas, quienes toman ‘una porción’ de los ingresos bajo la promesa de invertirlos y generar intereses que después se les acreditaría, comisión mediante, a los trabajadores en cuestión en el momento de su retiro, donde contarían con el pago original de la jubilación más las ganancias resultante de dichas operaciones externas.

A nivel nacional, como parte de la estructura que se aplicó en los 90′, cada persona contaba con una prestación básica, abonada por la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), y el resto de los haberes se cobraban como una especie de ‘seguro de retiro’, en función de lo que se había ahorrado y, en paralelo, generado vía capitalización con las AFJP.

AFJP© Proporcionado por Perfil

Una de las tantas compañías que llegó a existir en ese contexto neoliberal fue Máxima AFJP, de la que el actual candidato presidencial libertario fue Economista Jefe. Asimismo, durante la época en la que éstas existieron, Sergio Massa fue Director, precisamente, de ANSES, cargo que ocupó entre enero del 2002 y diciembre del 2007, cuando finalizó el gobierno de Néstor Kirchner.

Este sistema fue estatizado en el 2008, en medio de la crisis económica internacional, o Gran Recesión, como se le llamó, y que tuvo su origen en Estados Unidos, por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Para el abogado especialista en temas previsionales Ariel Samana esto ocurrió, luego de quedar demostrado que no estaban cumpliendo con la promesa de maximizar las ganancias de los jubilados mientras se achicaba el Estado, sino, más bien lo contrario: mientras se beneficiaba a las empresas con rebajas patronales, los trabajadores sufrían recortes y ajustes previsionales, como la recordada baja del 13% en el 2000, durante el gobierno de Fernando De La Rúa, con Patricia Bullrich, quién en estos comicios fue candidata a la presidencia de Juntos por el Cambio, como ministra de Trabajo.

La vuelta al sistema de reparto

Desde el 2008, entonces, funciona en el país un régimen de reparto. Este tiene como característica que los trabajadores en actividad y las empresas, con sus aportes, financian las jubilaciones, que van destinadas a una ‘caja común’ en manos del Estado Nacional.

Con la eliminación del sistema de capitalización, los fondos de las AFJP pasaron a formar parte del Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

Creado en 2007 mediante el Decreto N° 897, el FGS fue concebido como un mecanismo contra cíclico, destinado a sostener el pago de las jubilaciones frente a eventuales crisis económicas y sociales. Para ello, se autorizó al fondo a realizar inversiones sobre los excedentes del régimen previsional y otros activos, con el objetivo de incrementar su patrimonio.

El FGS está compuesto por activos financieros tales como títulos públicos y acciones. Esto, considerando que, según informó la agencia Télamel 75% del dinero de las jubilaciones privadas fue invertido en algunas de éstas.

Quita de subsidios y SA Deportivas: las propuestas de Milei ponen en alerta a los clubes de barrio

¿Qué tan viables serían las AFJP en una Argentina gobernada por Milei?

El tema de las AFJP ha vuelto a posicionarse en agenda a partir de las propuestas del libertario Javier Milei, quien anhela el retorno de este sistema previsional como parte de su paquete de políticas económicas, que incluyen una disminución abrupta del gasto público, la eliminación del Banco Central y la imposición del dólar como moneda de curso legal, en reemplazo del peso, en lo que se conoce como Plan de Dolarización.

La duda, entonces, es qué tan viable sería y cuánto afectaría a los jubilados y pensionados, muchos con casos de juicios a empresas de la época, así como al Estado, y algunos siendo víctimas incluso a día de hoy, cobrando, según reveló Massa, una jubilación «de 20 mil pesos». A su vez, otra incógnita sería cuánto alteraría las arcas del Estado, a partir de la pérdida de recaudación por parte de los trabajadores en cuanto a esta materia.

Jorge Colina, economista y presidente del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDEA), sostuvo que: «no es posible volver a un sistema privado» ya que éste «tiene muchísimo costo fiscal».

«En el actual sistema previsional, los aportes de los contribuyentes sirven para pagar las jubilaciones. Cuando uno va a un sistema privado, los primeros van a una caja de ahorro, con lo cuál el Estado tiene que sacar plata de otro lado para pagar las jubilaciones«, agregó, en diálogo con PERFIL.

LR cp

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba