Nacionales

Ley ómnibus: los cambios en educación que podrían no aprobarse nunca

Jueves, 11 de Enero 2024

Evaluaciones a alumnos y docentes, cuotas para extranjeros en universidades públicas y educación en el hogar (o homeschooling). Estas son algunas de las iniciativas presentadas.

Este martes comenzó a tratarse la ley ómnibus en comisiones de la Cámara de Diputados. Dentro del enorme paquete de medidas presentado, hay varias en torno a la educación que generan más dudas que certezas, por lo que su puesta en marcha no está garantizada aún. 

La realidad educativa que heredó Javier Milei es bastante complicada, cuyas cifras demandan una urgente intervención. Y si bien las «Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos» prometen luchar contra estos números, especialistas consultados por MDZ encuentran algunos huecos que dejan un sabor a incierto.

Las dudas de la Ley ómnibus en educación

Una de las primeras propuestas que desfilan entre los proyectos, y que generan gran controversia, es que al finalizar la secundaria los estudiantes tienen que rendir un examen para acreditar su nivel de desempeño. No obstante, en ningún momento se especifica si el resultado puede o no afectar un eventual ingreso a la universidad.

Asimismo, para entrar a la universidad pública también propone tomar un examen o hacer un curso de nivelación. Cabe aclarar, de paso, que este nivel educativo continuará siendo gratuito para argentinos y extranjeros con residencia permanente; sólo aquellos que lleguen al país para estudiar y no tengan ninguna beca completa deberán pagar una cuota, según sugiere la ley a tratar. 

Irene Kit, presidenta de la Asociación Civil Educación para Todos, opinó que medir la enseñanza con frecuencia, de forma masiva y alta precisión, no necesariamente sirve para contrarrestar los preocupantes números que arrojan las escuelas del país. No es errado, sino que falta detallar en las acciones preventivas y compensadoras que podrían llevarse adelante al respecto.

Algunos de los artículos sobre educación dentro de la Ley ómnibus generan fuertes debates.

El proyecto también apuesta a que los docentes den un examen académico cada 5 años. Misma observación: la idea se valora, pero queda incompleta. No es suficiente para dar vuelta las negativas estadísticas que azotan al país y ponen en juego su futuro.

¿Y el homeschooling?

Pero las propuestas no terminan ahí. Dentro de estas bases y puntos, se habilitaría un mecanismo para que se pueda optar por la modalidad de homeschooling (educación en casa) a partir de cuarto grado del nivel primario. Milei anteriormente había dicho a Radio Mitre que estas prácticas «funcionan mejor porque a mucha gente no le gusta la formación que le dan en el colegio».

Plantea que a partir de los 9 años, los niños/as tienen la posibilidad de estudiar a distancia y sin la obligación de asistir a un establecimiento educativo. Por supuesto, es bajo la autorización de sus padres o tutores.

Lo que se busca modificar es el Artículo N°109 de la Ley de Educación Nacional (LEN) puntualmente. «Los estudios a distancia híbridos como alternativa a la enseñanza presencial a partir del segundo ciclo del nivel primario para menores de edad, jóvenes y adultos, podrán impartirse en las distintas modalidades educativas», dice el proyecto enviado. Se mezcla la educación «a distancia» con la modalidad «híbrida» y, nuevamente, no se especifica cómo se llevaría adelante.

La propuesta de homeschooling a partir de la primaria es fuertemente repudiada.

El homeschooling es algo que la LEN permite, pero «sólo a partir de los 18 años de edad», y no a los 9. Eso es puntualmente lo que se cambia. Después, la legislación aún vigente también considera que para la modalidad rural -y conforme a las decisiones jurisdiccionales- los estudios a distancia podrán ser implementados, pero a partir del ciclo orientado del nivel secundario.

Gustavo Zorzoli, exrector del Colegio Nacional de Buenos Aires, expresó su desacuerdo frente a esta medida: «No creo que sea conveniente que esta modalidad se propicie para niños. Es fundamental la socialización en la escuela, que tengan otras relaciones además de las familiares. Encima, esto profundiza las desigualdades en el aprendizaje, no todos pueden acceder a la información desde sus hogares ni viven en lugares aptos». 

El también referente de Argentinos por la Educación anticipó que, posiblemente, varias de las iniciativas educativas dentro del paquete de medidas no se aprueben, y mucho menos este tópico; a lo sumo se podrá discutir si, en vez de que sea a partir de los 18 años, se implemente desde los 16, por ejemplo. Pero en ningún caso el homeschooling puede ayudarle a un alumno de primaria a desarrollarse.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba