Nacionales

La creencia que empieza a ganar terreno en la Argentina y puede tener base en la crisis

Jueves, 28 de Diciembre 2023

Según una encuesta, la astrología empieza a obtener un mayor arraigo entre los argentinos por la crisis que atraviesa el país.

La Argentina cuenta con una amplia cantidad de religiones, cultos, espiritualidades y filosofías de vida en todo su territorio, con una fuerte impronta del cristianismo, una de las más grandes colectividades judías en el mundo y una variedad de creencias populares. Entre todos estos movimientos, la astrología, que empezó a echar raíces décadas atrás, hoy cuenta con gran cantidad de adeptos.

Sin una organización doctrinaria, ni leyendas del pasado común o una abrumante inmigración de personas con culturas distintas, la «era de las comunicaciones» propició el crecimiento de este fenómeno. Según un informe realizado por la agencia Sentimientos Públicos, esta creencia consiguió adeptos, también, por la falta de previsión y el difícil contexto de crisis que atraviesa la Argentina.

La población total encuestada, cuenta con un núcleo duro del 7% que deja que la astrología «oriente sus decisiones de vida», un 9% la usa para entender sus opciones amorosas o emociones, mientras que un 37% no le presta atención pero le gustaría conocer un poco más al respecto. En cambio, un 38% cree que es una fantasía pero que no le molesta, pero hay un 9% que se siente molesto con esto tenga tanta influencia en la gente.

La relación con la astrología también varía según el sexo de los encuestados, ya que solo un 15% de los hombres se realizó una carta astral en su vida, mientras que en las mujeres asciende a un 25%. La carta astral es un diagrama geocéntrico que utilizan los astrólogos para realizar interpretaciones sobre distintas facetas de las personas que consultan, en base a su posición al momento del nacimiento con respecto a los astros.

Esta devoción por la astrología tiene mayor ahínco dependiendo la edad, ya que la mayoría de sus «fieles» son jóvenes de entre 16 y 25 años, aunque con el correr del tiempo empieza a disminuir para luego repuntar a partir de los 70 años. Esto coincide con lo resuelto por la agencia sobre el contexto del país para que creciera la astrología, ya que en los últimos años del secundario y primeros de la adultez, coincide la incertidumbre sobre el futuro con el final de la vida del hombre.

La astrología consigue un mayor arraigo en los sectores más postergados de la sociedad. Foto: Pixabay – pixabay.com.

Otro aspecto que develó el informe es que los niveles socioeconómicos más altos tienden a descreer más que los niveles socioeconómicos bajos, algo que es común en distintos aspectos de las ideas y la fe, ya que los sectores más acomodados suelen volcarse más a la tradición que los más postergados. Al mismo tiempo, las sociedades más cosmopolitas del país tienden a tener una mayor cantidad de creyentes en la astrología, como el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires y la Patagonia. Al otro extremo, el Noroeste, el Noreste y Cuyo son los que menos creyentes tienen, con sociedades principalmente conservadores.

La astrología, igualmente, poco tiene que ver con la modernidad, sino más bien todo lo contrario. Esta creencia es en realidad un conjunto de tradiciones combinadas que provienen de distintas creencias antiguas, principalmente de la astrología occidental, tradiciones chinas e hindúes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba