Economía

En medio de la suba del dólar, el Gobierno volvió a reunirse con el FMI para conseguir fondos para el BCRA

Martes, 09 de Enero 2024

El Ministerio de Economía y la autoridad monetaria continuaron los encuentros técnicos con los enviados del FMI. El Poder Ejecutivo completó este martes el pago de intereses de los bonos en dólares y sufrió el impacto en reservas

En un contexto cambiario que empezó a mostrar volatilidad en los últimos días con una brecha cambiaria al alza, el Gobierno continuó este martes las reuniones técnicas con el Fondo Monetario Internacional para conseguir un refuerzo de reservas para el Banco Central. La autoridad monetaria acumuló en los últimos días un promedio diario de reservas menor que en diciembre, y en las últimas horas completó el pago de intereses de los bonos en dólares que había iniciado el lunes.

Según aseguraron fuentes oficiales, durante las primeras horas de este martes el Ministerio de Economía y el Banco Central volvieron a verse las caras con los enviados del FMI, que llegaron el viernes a Buenos Aires y que permanecerán hasta mitad de semana, al menos. La intención de las dos partes es que la misión que encabeza el subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental Luis Cubeddu termine con un comunicado conjunto que ponga de relieve que hubo avances o un acuerdo definitivo sobre la séptima revisión técnica. “Vamos avanzando” indicó una calificada fuente del Gobierno, sin brindar mayores detalles.

Las tratativas se extendieron porque además del examen del cumplimiento de los objetivos de septiembre pasado, algo que el gobierno de Alberto Fernández y del ministro de Economía Sergio Massa no consiguió en términos de acumulación de reservas y de reducción del déficit, las conversaciones con la nueva administración también busca establecer nuevas metas trimestrales y anuales para el 2024, y reanudar el calendario de desembolsos que se interrumpió en agosto pasado.

En las negociaciones técnicas de este martes participaron funcionarios del Palacio de Hacienda y de la autoridad monetaria. No se descartaba, de todas formas, otro encuentro de perfil más alto que involucre al ministro de Economía Luis Caputo y al jefe de gabinete Nicolás Posse.

El Gobierno atraviesa en los últimos días tensiones cambiarias. Es el primer episodio de volatilidad en el mercado del dólar paralelo desde la llegada de Javier Milei a la Casa Rosada y la puesta en marcha del plan económico de emergencia de Caputo, que incluyó el anuncio de un fuerte ajuste fiscal para el primer año de gobierno, el corte de la emisión monetaria para asistir al Tesoro y un salto del tipo de cambio de casi 120 por ciento.

Luis Cubeddu, subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, encabeza la misión en Buenos Aires. EFE 
Luis Cubeddu, subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, encabeza la misión en Buenos Aires. EFE

Las primeras semanas estuvieron signadas por una constante acumulación de reservas por parte del Banco Central, aunque el diferimiento de pagos de importaciones con el nuevo sistema SEDI implica que recién a mediados de mes el BCRA empiece a habilitar divisas para los importadores. Tras un piso de la brecha cambiaria cerca de 10%, en los últimos días volvió a superar el 40 por ciento.

Según estimaciones de la consultora Ecolatina, durante diciembre las compras de divisas del Banco Central promediaron los 241 millones de dólares, y durante la primera semana de enero cayeron a 158 millones.

“Frente a una inflación corriendo a un ritmo del 25-30%, el crawling peg del 2% mensual no es suficiente para evitar un importante atraso cambiario en las próximas semanas, lo cual paulatinamente le quitará incentivos a los exportadores para liquidar divisas. A su vez, desde mediados de enero comenzarán a impactar con mayor fuerza los pagos por importaciones postergados con el cambio de sistema, lo cual podría generar una especie de cuello de botella elevando abruptamente la demanda de divisas”, analizaron desde Ecolatina.

Una señal que espera el mercado para los próximos días, en el contexto de suba de los típos de cambio paralelos, es la próxima licitación de Bopreal por parte del Banco Central, que busca absorber pesos de los importadores con deudas comerciales. Los distintos escenario que relacionan a la brecha cambiaria con el resultado de las colocaciones de Bopreal fueron abordadas recientemente por un informe de la consultora PxQ.

“Si las nuevas licitaciones no tienen demanda y, a la vez, la brecha se mantiene estable, sería el mejor escenario para el Gobierno, ya que significaría que no hay tanta demanda por pagar deuda comercial. Si las licitaciones tienen demanda y la brecha se mantiene estable no sería tan mala noticia, puesto que se estaría logrando canalizar demanda por pago de deuda comercial en instrumentos de mediano/largo plazo”, planteó.

Y por último, analizó que “el escenario negativo sería uno en el cual las emisiones de Bopreal no tengan demanda y la brecha se dispare, ya que significaría que los importadores prefieren apurarse a cancelar su deuda a este nivel de brecha, es decir, que esperan que en el futuro se dispare”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba