Deportes

El ciclo Larriera arranca en Santiago: la Lepra visita a Central Córdoba con Banega en cancha

Jueves, 25 de Enero 2024

El estreno de Newell’s genera gran expectativa en el hincha y Ever, ya habilitado, podría estar desde el inicio, al igual que el uruguayo Ramírez, en quien recae la responsabilidad de los goles

Año nuevo, ciclo de estreno, expectativa alta, vara baja, exigencia al máximo. Newell’s inicia su participación en la Copa de la Liga con una visita a Central Córdoba de Santiago del Estero. Un partido que significará el puntapié para Mauricio Larriera como entrenador leproso tras un año donde los hinchas se habían ilusionado con la conducción de Gabriel Heinze y terminaron lleno de frustración.

El arribo del uruguayo Larriera estuvo acompañado de un libro de pases más que interesante. En la previa, a partir de nombres y currículum, Newell’s trajo poco y bueno. La idea de la dirigencia y del nuevo mánager Ariel Michaloutsos fue reestructurar un plantel muy numeroso, lleno de futbolistas de inferiores que se fueron amontonando en Primera con pocas expectativas, escasas chances y rendimientos irregulares cuando tuvieron su oportunidad.

El nuevo DT buscó experiencia, jerarquía y gol. En el primer casillero apareció Ever Banega. Su sorpresiva llegada fue una inyección de ánimo para los hinchas y una gran noticia para Larriera. El mediocampista será el conductor del equipo y también la referencia de muchos pibes que buscan afirmarse en Primera. A la hora de buscar eficacia en la red rival, el entrenador se plantó firme en pedir al Colo Ramírez, goleador del fútbol uruguayo, y tras muchas negociaciones y un buen desembolso de dinero, la Lepra tendrá en cancha un nueve, algo que pedían a gritos los hinchas. Franco Díaz y el uruguayo Rodrígo Fernández completan un póker de refuerzos más que interesante. Y aún podría sumarse un zaguero joven para completar los requerimientos del DT.

Y a pesar de haber entrenado poco con el plantel, si las habilitaciones llegan a tiempo, Banega y Ramírez estarían desde el inicio. “Para eso vine, para jugar”, deslizó Ever en su presentación. Y Larriera escuchó ese mensaje.

¿Qué puede pasar en este inicio? Larriera trabajó más de un mes con el grupo. Futbolísticamente se pudo ver poco, aunque la última muestra ante Peñarol en Uruguay generó gran expectativa en los hinchas. El técnico apuesta a un esquema 4-2-3-1 o a un 4-1-4-1, donde la tenencia no es el arma principal, sino más bien la presión de los volantes en la salida rival y la búsqueda de ataque vertical, en especial por afuera, sin tanto preámbulo como en el ciclo anterior. Habrá mucha responsabilidad de conducción en Ever Banega y la diferencia entre una buena campaña y una no tan exitosa podría ser responsabilidad de los goles que aporte el Colo Ramírez. Y hay un cambio más, en el arco, donde Ramiro Macagno llega con un rendimiento en alza para transmitir un poco más de seguridad.

¿Un probable? Ramiro Macagno; Armando Méndez, Gustavo Velázquez, Ian Glavinovich y Ángelo Martino; David Sotelo y Franco Diaz; Brian Aguirre, Ever Banega e Ignacio Schor; Juan Ignacio Ramírez. Si no juega el Colo Ramírez podría ingresar Guillermo May.

El inicio será exigente y frenético. Newell’s jugará siete partidos en 25 días (incluido el amistoso con el Inter de Messi). El descanso será poco y la necesidad de rotación no podrá evitarse. Y no habrá mucho tiempo para acomodar las piezas. Larriera tendrá que decidir titularidades sobre la marcha, con una nueva camada de juveniles a la espera de una chance. En esa lista aparecen Brian Calderara, quien regresó de Barracas Central, los canteranos Misael Jaime, Chiaverano, Contrera, y Guillermo Balzi, Pérez Tica y David Sotelo, sobrevivientes del ciclo anterior. Y seguramente habrá minutos para Esteban Fernández y el colombiano Carlos Ordóñez, refuerzos que llegaron hacee un tiempo y aún no sumaron un minuto en partidos oficiales.

La Copa de la Liga es un primer objetivo. También hay una apuesta fuerte a la Copa Argentina, un torneo muchas veces ninguneado en el Parque y que esta vez aparece como un objetivo importante. Y un inicio ganador sería un respaldo importante de cara a un año donde la exigencia del hincha será alta. “Los zapallos se irán acomodando en el carro y cuanto más empedrado es el camino, mejor”. La frase de Larriera lo pinta de cuerpo entero. Aunque sería importante que en Santiago del Estero los zapallos ya estén bastante acomodados.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba