espectáculos

El Cacerolazo Cultural de este miércoles contra las medidas del gobierno tendrá su pata rosarina

La intervención que fue anunciada en las multitudinarias asambleas de trabajadores del sector que se realizaron a principios de mes, tendrá lugar en Rosario en la explanada del Centro Cultural Roberto Fontanarrosa, a partir de las 18, desde donde se realizará una marcha hasta la Plaza 25 de Mayo

Este miércoles, desde las 18, en la explanada del Centro Cultural Roberto Fontanarrosa (San Martín 1080) tendrá lugar la pata rosarina del Cacerolazo Cultural Nacional que busca plantar un “NO” rotundo a los embistes contra la cultura incluidos en el DNU y la Ley Ómnibus, cuyo tratamiento comenzó este martes en comisiones de la Cámara de Diputados, presentados por el gobierno nacional de Javier Milei. La intervención tendrá lugar en distintos puntos del país y se trata de una medida que tendrá su continuidad de cara al paro nacional del 24 de enero.

El contexto es, en primer lugar, el desfinanciamiento del otrora Ministerio de Cultura de la Nación ahora convertido en Secretaría, sin certezas de nombramientos y cargos a ocupar, pero lo que pone en literal peligro a los Institutos de Teatro (INT), Cine (Incaa) y Música (Inamu), del mismo modo que a las Bibliotecas Populares y al Fondo Nacional de las Artes son el DNU y la llamada Ley Ómnibus que desregula, desfinancia o directamente elimina estas entidades fundamentales para el desarrollo de la cultura nacional.

La comunidad artística y cultural local organizó su primera y multitudinaria asamblea los primeros días de este mes en el Complejo Cultural Atlas de Mitre al 600, de la que participaron referentes de todas las áreas y de la que surgieron una serie de lineamientos a seguir por parte del sector, que ya trabaja en comisiones.

“No recuerdo una reunión tan amplia de referentes de la Cultura de estas características en mis cuarenta años de trabajo”, dijo oportunamente el director de cine y teatro local Gustavo Postiglione, uno de los promotores del encuentro que se desarrolló en coincidencia con otros que tuvieron lugar en distintos puntos del país, como el Cordobazo Cultural que con diferencia de horas aconteció en Córdoba.

“Siento que el objetivo fundamental de organizarnos estuvo cumplido. Escuchamos voces de todos los sectores, algunos de los cuales recién es la primera vez que participan de este formato colectivo, y estamos seguros que se seguirá sumando gente de distintos ámbitos de la cultura local y regional”, planteó el realizador.

“En este sentido se propuso sumarse a todas las actividades organizadas por Unidxs por la Cultura (espacio de alcance nacional) a partir de una agenda que ya está confeccionada y que incluye cacerolazos, nuevas asambleas y la participación en el paro de la CGT del 24 de enero. Las consignas son las de #NoalDNU y #NoalaLeyOmnibus. Y desde lo particular de la reunión realizada en Rosario proponemos reuniones con los responsables de Cultura tanto de la Municipalidad como de la provincia para explicarles la situación del sector y solicitarles el acompañamiento a nuestro pedido, ya que el DNU y la Ley atentan contra la propia existencia del arte y la cultura”, sumó.

“Nos juntamos porque lo que está en peligro real es nuestro trabajo, más allá de que también están en peligro muchas otras cosas, pero el trabajo es esencial. Quizás debamos separar las cosas en dos partes: por un lado está lo simbólico porque, por ejemplo, desarmar el Instituto Nacional del Teatro donde los fondos, como pasa con el Inamu, son menores en relación con aquellos que van destinados al Instituto del Cine, desmontar esa estructura (quitar la Ley 24.800/97 que es la que le dio origen) significa una cuestión simbólica porque eso implica que desaparezcan esas voces disonantes que incomodan, dado que el teatro en las provincias es el ámbito donde surgen esas voces que siempre molestan al poder. Pero también está el trabajo, porque quitarnos la posibilidad de que un a una laburante de la cultura pueda acceder, mínimamente, a un recurso económico para que desarrollar su trabajo y se dignifique que es lo que queremos todos los trabajadores, la dignidad del trabajo, implica degradarnos, bajarnos el precio e incluso hacernos desaparecer”, resumió Postiglione.

Un “NO” rotundo: las y los trabajadores de la cultura rosarina, en estado de alerta y movilización

La Asociación de Cronistas Cinematográficos rechaza la Ley Ómnibus por su impacto en el cine

Charly García, León Gieco y La Renga firman en contra del desfinanciamiento del Inamu

Con un colectivo “anti ómnibus”, sectores de la cultura repudiaron las medidas del presidente Milei

El presidente de la Academia del Cine Argentino se opone a los recortes al sector audiovisual

Exdirectores del Fondo Nacional de las Artes se pronunciaron en contra de un eventual cierre

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba