Deportes

Central sacó un empate sin goles que no opacó la fiesta en casa del campeón

Martes, 30 enero 2024

El Canalla no pudo ante el siempre complicado Taladro de Falcioni. El campo de juego lució muy malo y eso repercutió en el desarrollo del partido. El punto no sirvió de mucho, pero fue el equipo de Russo el que más intentó jugar por abajo

Fotos Aylen

El de este martes en Arroyito no era un partido más para Rosario Central, ya que por primera vez el equipo auriazul jugaba en el Gigante después del título conseguido en la pasada Copa de la Liga. Sin embargo, al menos por el juego y el resultado, absolutamente condicionado por el pésimo estado del césped, el partido estuvo lejos del soñado por los hinchas: el Canalla empató 0-0 contra el Taladro por la segunda fecha de la Copa de la Liga 2024. Desde temprano en las tribunas y luego del compromiso de manera oficial, miles y miles de hinchas desataron una fiesta para celebrar la estrella.

El pésimo estado del césped, renovado por completo durante el último mes en el marco de las obras en el Gigante y colocado hace aproximadamente dos semanas, condicionó el partido en Arroyito. El trámite fue parejo, lento, previsible y feo, en buena medida porque el campo no dio garantías para intentar jugar por abajo y hasta aumentó el riesgo de lesiones.

Panes de pasto levantados, pozos, tierra y arena por todos lados complicaron las intenciones de ambos equipos. Malcorra, citar solo un ejemplo, lo sufrió cuando quiso patear un tiro libre directo al arco y la pelota se levantó antes del impacto. Del otro lado, Rodríguez quiso lanzar un tiro de esquina, pero al jugador del Taladro le ocurrió lo mismo. Situaciones que se repitieron todo el tiempo.

En el complemento, Russo mandó a la cancha a Campaz, quien volvió a estar convocado tras la extendida novela de su renovación. El colombiano mostró algunas pinceladas con sus arranques en velocidad por la banda zurda, pero padeció la cancha, como el resto. Pasado el cuarto de hora también entraron Martínez e Ibarra, un doble cinco completamente nuevo.

Jorge Broun: 7,5. La figura del partido con dos buenas atajadas en el segundo tiempo, especialmente una abajo ante un remate de Martínez a propia puerta.

Elías Ocampo: 4,5. Se sigue notando su falta de oficio como lateral; lo mejor suyo: un gran quite en el primer tiempo para evitar una jugada de gol.

Facundo Mallo: 5,5. Poco trabajo. En general cumplió.

Carlos Quintana: 5,5. Un par de quites importantes en el primer tiempo.

Agustín Sández: 5,5. Férreo en defensa. Le faltó animarse más en las proyecciones.

Kevin Ortiz: 5. Bien mordiendo y quitando; mal con la pelota en los pies.

Tomás O’Connor: 6. Gran despliegue y siempre criterioso para manejar el balón.

Lautaro Giaccone: 4. En el inicio tuvo un par de arranques interesantes, pero se quedó en esas insinuaciones; Russo lo sacó en el entretiempo.

Ignacio Malcorra: 4. Demasiado impreciso. Prácticamente no generó juego en todo el partido.

Maximiliano Lovera: 4. Se movió por ambas bandas pero en ninguna pudo hacer pesar su habilidad.

Luca Martínez Dupuy: 4,5. Más allá de que casi no le llegó juego, tuvo poco peso en el área rival. Para destacar apenas un par de pivoteos en los que aguantó el balón.

Ingresaron

Jaminton Campaz: 5. Entró en el entretiempo. Solo en un par de ocasiones logró el desequilibrio esperado.

Mauricio Martínez: 4. No entró bien. Jugó mal el balón y casi se hace un gol en contra.

Franco Ibarra: 5. Ayudó en la pelea del medio.

Francesco Lo Celso: 4. Casi todas las pelotas fueron a sus rivales.

Juan Cruz Komar: 5. Cumplió como lateral pero no ayudó proyectándose

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba