Locales

Bartolacci rechazó que la UNR quede atrapada en las pelas de Milei: «Este será un año muy difícil»

Martes, 30 de Enero 2024

El rector dijo que la resolución del Banco Central que frenó el pago a docentes universitarios fue «daño colateral» a una decisión presidencial para perjudicar a los gobernadores

Una medida del gobierno nacional demoró hasta nuevo aviso el pago de sueldos a los profesores universitarios a través del Banco Nación. El rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Franco Bartolacci, dijo que ya se iniciaron “las acciones judiciales correspondientes” y consideró que la resolución de la entidad que regula la actividad bancaria «estuvo orientada a generar dificultades a los gobiernos provinciales y causó consecuencias colaterales en el ámbito universitario». A su vez, admitió que el 2024 “será un año muy complejo”.

Bartolacci señaló que el “90 por ciento del personal de la UNR opera con el Banco Nación a partir de un convenio que firmó la Universidad en su momento. Ese acuerdo establece en una de sus cláusulas que el banco se comprometía a que a tantos días hábiles de cada mes pagar los haberes y que luego toma cuando el Tesoro Nacional hace la transferencia respectiva del mes correspondiente”.

Bartolacci afirmó que la UNR “sostiene y defiende al Banco Nación como banca pública, pero no vamos a convalidar ninguna medida que lesione los derechos de los trabajadores de nuestra universidad o que puntualmente afecte el cobro de sus salarios. Hemos iniciado contactos no solo con la gerencia regional Rosario del Nación, y nos consta que está haciendo gestiones ante la casa central, sino también ante el Consejo Interuniversitario Nacional con otras universidades afectadas dentro del sistema”.

Además, estimó que el pago de sueldos al personal “se hará efectivo al momento en que Tesorería de la Nación haga la transferencia a las cuentas de los haberes en el mes en curso. En general suele hacerlo entre los días 3 y 5 de cada mes. Más adelante vamos a informar a nuestra comunidad la fecha específica del cobro de sus haberes”.

En ese sentido, consideró que “la decisión que tomó el Banco Central fue a partir de una indicación de las autoridades nacionales. Y eso se dio en el contexto de la negociación con los gobiernos provinciales en función del tratamiento de la ley ómnibus en el Congreso Nacional. No se tomó en cuenta que esa medida, orientada a generar algún tipo de dificultad a los gobiernos provinciales, podía tener además consecuencias colaterales en el ámbito universitario y en otras instituciones públicas que se vieron afectadas de la misma manera”.

En cuanto a la cuestión salarial del personal docente y no docente, el rector sostuvo que “este será un año muy difícil», y explicó: «Acompañamos el planteo que hacen las entidades gremiales de este sector de recomposición salarial. La pérdida de poder adquisitivo en este contexto inflacionario a lo largo de los últimos años fue fenomenal y requiere atender de manera razonable. Sabemos que en febrero, el gobierno convocará a los gremios y esperemos que haya una oferta que deje conformes a los trabajadores».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba