Economía

Ahora 12: el Gobierno avanza en un nuevo programa de cuotas para incentivar el consumo

Jueves, 04 de Enero 2024

La Secretaría de Comercio tiene decidido que el plan oficial continuará desde febrero; cuántas cuotas tendrá y cómo es la negociación con los bancos y las empresas de consumo por la tasa de interés

El tradicional Ahora 12 vence este 31 de enero y dejará de existir tal como se conoce a partir de febrero. El Gobierno de Javier Milei tiene decidido que habrá un nuevo programa de cuotas para incentivar el consumo.

Si bien en las últimas horas circuló que se llamaría “Cuota simple”, aún está en estudio el nombre que tendrá el renovado plan y se negocia con los bancos cuál será la tasa de interés que se aplicará, en medio de las nuevas disposiciones del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Sí está definido que contempla 6 y 12 cuotas.

La semana pasada Lavigne visitó junto con el secretario de Economía del Conocimiento, Emprendedores y Pyme, Marcos Ayerra, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Allí solicitaron la continuidad de un programa similar al vigente Ahora 12 para compras en 3 y 6 cuotas financiadas. “Para las pymes comerciales es clave un instrumento con cuotas a tasa preferencial”, dijo el presidente de la entidad, Alfredo González.

Durante el encuentro, el secretario de Comercio manifestó que el Banco Central y los bancos estaban en negociaciones sobre las pautas financieras del nuevo plan. En concreto, la tasa de interés solía ser uno de los principales reclamos de los bancos al Gobierno anterior en medio del descalabro macroeconómico acumulado en los últimos años.

Los electrodomésticos son uno de los rubros que más ventas registró con Ahora 12.Los electrodomésticos son uno de los rubros que más ventas registró con Ahora 12.

En concreto, el descontento era que la tasa nominal anual para el Ahora 12 vigente es del 82,5% mientras que las entidades bancarias pagan a los ahorristas el 110% por los depósitos a plazos fijos. Además, las transacciones son liquidadas a los comercios a los 10 días hábiles con una tasa directa para la financiación emisora del 31,31 por ciento.

La búsqueda de un esquema para fomentar las compras con tarjeta de crédito es uno de los pedidos que realizaron en las últimas semanas las empresas industriales al Secretario de Comercio, Pablo Lavigne. Por su parte, las pymes habían solicitado la continuidad de un instrumento con cuotas a tasa preferencial.

La decisión oficial se da en el marco de una fuerte aceleración de la inflación, que llegó a los niveles más altos en más de tres décadas, y la caída de la demanda interna que anticipan para 2024 economistas, empresarios y el propio Gobierno. Adelantar consumo con este tipo de programas fue un refugio para los pesos en los últimos años, algo que en parte explicó el sostenimiento de la actividad económica en niveles relativamente razonables.

El programa oficial emblema del kirchnerismo sumó en los primeros once meses del 2023, últimos datos oficiales, 70.700 operaciones por un monto de casi $3,5 billones, con un crecimiento nominal de 133% respecto al mismo período del año anterior. Indumentaria, electrodomésticos y materiales de construcción suelen ser los rubros de mayores ventas en el marco de Ahora 12.

El consumo creció 3,4% interanual en los primeros 11 meses del año pasado.El consumo creció 3,4% interanual en los primeros 11 meses del año pasado.

Al respecto el jefe de research de Ecolatina, Santiago Manoukian: “En primer lugar, cabe destacar que las compras con planes de cuotas ‘Ahora’ tienden a explicar entre el 20% y el 25% de los consumos con tarjetas de crédito, según informes de Prisma Medios de Pago, lo cual da cuenta de su relevancia. Con un consumidor que suele concentrarse más en el valor de las cuotas que en el costo financiero de la operación, extender los plazos luce atractivo, sobre todo para los bienes durables, de mayor precio unitario”.

“Ahora bien, el factor principal que definirá la suerte del consumo de las familias este año no será el acceso al crédito, sino la caída en el salario y los ingresos reales, y en el menor ingreso disponible para consumir producto de que la corrección de precios relativos incluye ajustar ‘costos fijos’ para los hogares, como lo son las tarifas de luz, gas y agua, o el combustible”, advirtió Manoukian.

Los últimos datos de consumo en el final del 2023 mostraron una retracción en los bienes y servicios, mientras que consumo masivo se sostiene ante el efecto cobertura de los consumidores. El indicador de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) arrojó para noviembre una caída del 4,1% interanual y del 6,9% en la medición mensual desestacionalizada.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba